MURAL PARTICIPATIVO 3 Y 4 ÁLAMOS

Antecedentes históricos del sitio:

Tres y Cuatro Álamos fue un centro de detención utilizado por los aparatos represivos del régimen militar durante algo más de tres años. En él se mantuvo en cautiverio a cientos de prisioneros y prisioneras políticos, tras haber pasado por las torturas y vejámenes de otros centros clandestinos como lo era Villa Grimaldi, Londres 38 o la Venda Sexy. Cuatro Álamos era administrado por la DINA y era un Centro donde los presos se encontraban en tránsito, en estado de secuestro, no reconocidos como tales. Servía para que pudieran reponerse de las torturas infligidas para luego, si corrían con suerte, pasar a Tres Álamos que era administrado por Carabineros. En algunos casos, sin embargo, los represores devolvían de Cuatro Álamos a los presos a los centros de exterminio, de donde en muchas ocasiones se convertirían en detenidos desaparecidos para siempre.

Tres Álamos era una prisión donde los detenidos pasaban a ser presos políticos y eran reconocidos por la dictadura como tales. Tenían régimen de cárcel, con arbitrariedades incontables y maltrato constante, pero tenían visitas dos veces por semana de sus familiares y amigos. Se les permitía organizarse y conversar entre sí, y esto era importante pues recibían de sus compañeros solidaridad y apoyo para enfrentar el espanto y la ignominia que sufrían.

Una de las cosas más notables que se realizó dentro del Campo de detenidos Tres y Cuatro Álamos, fueron los talleres de artesanía que llevaron a cabo los mismos presos y presas. Se hacían trabajos en cuero, metal, tallados en hueso, textiles varios,  como también pequeños muñecos llamados “soporopos”. Sin embargo, uno de los trabajos que más se realizó en Tres Álamos fueron los bordados, ya fueran sobre blusas o arpilleras. Dichos trabajos constituían  verdaderos actos de resistencia contra la dictadura pues servían de espacio terapéutico y de resiliencia como también una posibilidad de generar recursos económicos para sus familias y para sí mismos. Pero por sobre todo era una manera de no rendirse ante la crueldad del régimen y sus esbirros. Se cuenta que por ejemplo, el ya nombrado “soporopo” servía para enviar información valiosa en sus entrañas para afuera, como nombres de algunos detenidos o también de los propios torturadores.

 

 

Contexto Actual:

Actualmente, Tres y Cuatro Álamos es el lugar donde funciona el Centro de Internación Provisoria de Régimen Cerrado de SENAME, San Joaquín. Un centro donde los menores deben convivir dentro de este recinto con un pasado nada edificante. Es por eso, y por la obvia necesidad de darle a este sitio su debido reconocimiento, que la Corporación de ex Prisioneros y Prisioneras de Tres y Cuatro Álamosun Parque por la Paz y la Memoria, se encuentra en una campaña para lograr que este lugar histórico se pueda transformar, tarde o temprano, en un centro cultural y educacional, consagrado a la educación de DDHH y a la memoria, para que estos dolorosos hechos no puedan ser olvidados y por consiguiente, repetidos en el futuro.

Es en este marco que hemos desarrollado junto con La Corporación Cultural de San Joaquín, la iniciativa de pintar un gran mural sobre las paredes poniente (mirando al oriente) y norponiente de lo que hoy es este centro de SENAME. Dicho mural tiene como objetivo principal recordar el uso que tuvo este lugar durante la dictadura y ser parte integral de la campaña por transformarlo en un sitio de memoria y de participación ciudadana.

Descripción de la obra:

El foco principal del mural está puesto en el BORDADO como acto de solidaridad, esperanza, pero también de resistencia y denuncia. En la obra se podrán contemplar -sobre todo por el muro de la calle Canadá-, cuatro ventanas (ficticias) que estarán en la parte superior del muro. Las ventanas tienen barrotes pero de entre las rejas salen las manos de prisioneras y prisioneros que están realizando con aguja e hilo una gran arpillera o bordado, y que contará someramente la historia reciente de Chile, haciendo énfasis especial en la lucha por los derechos humanos en las últimas 5 décadas.El colorido bordado entonces, colgaría a modo de una gran bandera o lienzo sobre el espacio debajo de las ventanas.

A su vez, por la calle Llico, se verá a un prisionero que desde su celda está confeccionando con un pequeño telar hechizo la tela que los otros prisioneros afanosamente bordan y que dobla la esquina por calle Canadá. Esta imagen está basada en la historia real de un preso llamado Carlos Ayress Soto que con las patas de una cama en desuso construyó un telar e hizo varias hermosas piezas textiles dentro de Tres Álamos. Él fue detenido junto a su hija Nieves y a su hijo Carlos Tato Ayress de tan solo 15 años, quienes pasaron por varios centros clandestinos de tortura hasta ser finalmente expulsados a Alemania en 1975.

Sin embargo, como se dijo anteriormente, lo central del mural serán las manos y el bordado. Y es en este sentido que es importante indicar que muchas de las imágenes que estarán en este bordado serán réplicas de los mismos murales pintados hace casi 4 años en este lugar por brigadistas que buscaban también señalar la importancia histórica de este sitio de memoria. De este modo buscaremos rescatar y revalorar obras artísticas, hechas por importantes representantes de la plástica callejera, que hoy están deterioradas y que se reacomodarán a la composición del nuevo mural. También se incorporarán más imágenes además de los que ya estaban pero se buscará siempre mantener el estilo que se identifica con el muralismo popular chileno, muy propio de la época, en todo el bordado.

Sobre el Proceso:

Es muy importante decir que esta obra es participativa, pues hemos coordinado para que niños y niñas que participan en un taller de graffiti que desarrolla la Corporación Cultural puedan ayudar a pintar el mural durante dos fines de semana. Así también los mismos miembros de la Corporación Tres y Cuatro Álamos se han comprometido entusiastamente a participar en la pintura. En general pensamos que podremos aunar bajo la dirección artística del creador de la obra, la participación de muchas personas voluntarias que quieran aportar a esta causa, tanto vecinos de San Joaquín como amigos de otras comunas de la ciudad.

Pensamos demorarnos entre tres a cuatro semanas, donde habrán jornadas abiertas y participativas, pero también otras más específicas para detalles y zonas de altura o con dificultad técnica o artística que serán realizadas por especialistas.

Imágenes Previas y bocetos:

Adjunto a este texto se hallan fotos del sitio en su estado actual, como también bocetos y fotomontajes que indican cómo se verá después de concluida la obra. Es importante decir que aunque el fotomontaje de calle Llico, con el prisionero fabricando la tela, está hecho en tonos de gris y sepia -que de hecho por tratarse del interior de una celda debe ir más oscuro que el resto-, el mural se hará con colores. Se trata de un primer boceto.

boceto-manos-chico

llico-chico

(Solo son una muestra de imagenes)

Creación, diseño y dirección artística: Ian Pierce “Ekeko”

Organizaciones Patrocinantes: Corporación de Ex Prisioneros de Tres y Cuatro Álamos, Corporación Cultural de San Joaquín y Museo a Cielo Abierto de la Pincoya

Dimensiones: 200 x 6 mts

Materialidad: Látex sobre muro

Ubicación: CIP CRC San Joaquín (SENAME) Canadá esq. Llico. Ex Campo de Concentración delRégimen Cívico-Militar desde 1974 hasta 1977

Evento en Facebook: https://www.facebook.com/events/1786724101576431/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s